Nace Rasgo Latente

Hay que avivar debates públicos y promover profundos cambios sociales. Sin caer en el alarmismo ni considerar que “este es el peor de los mundos posibles”, pocos dudarán de que el mundo actual está pidiendo a gritos ciertas reformas. Este acuerdo sobre la necesidad de cambio se agota cuando se trata de establecer metas y modos.

Creemos que una forma honesta de definir los modos adecuados para el cambio -sea éste social, personal…-, es la ciencia. La ciencia no facilita la verdad, pero nos provee de la mejor de las respuestas disponibles por el momento. La ciencia es dinámica, irreverente, voluble; en ocasiones, con tendencia a la inercia, ciega a inconsistencias o inatenta a determinados aspectos. Pero, con todo ello, la ciencia es el esfuerzo humano que mayor control nos ha facilitado sobre el mundo.

La Psicología es una ciencia. Por tanto, la Psicología dota de herramientas para intervenir sobre la realidad social. Es por esto que hoy arrancamos Rasgo Latente, un blog colectivo de Psicología. Nos mueve la certeza de que, si bien es necesario que la Psicología ocupe un espacio propio y destacado en la conversación social, hoy por hoy los psicólogos estamos perdiendo el impacto y la relevancia con los que deberíamos contar. Así, por ejemplo, un sistema de pensiones no puede diseñarse con garantías si no sabemos qué mueve a los individuos a ahorrar o a no hacerlo. Cualquier sistema educativo se construye sobre supuestos acerca de cómo se genera el aprendizaje; estos supuestos deberían estar avalados por las teorías más actuales y solventes. La corrupción es el resultado de decisiones individuales en un determinado marco social y normativo. Conocer la dinámica que genera la deshonestidad nos ayudará a combatirla. Los problemas de salud mental cada vez suponen un mayor gasto público. Detrás de todos estos problemas sociales, y muchos más que podríamos plantear, hay Psicología. (No afirmamos que la respuesta se agote con la Psicología). Consideramos que, en estos momentos, el papel de los psicólogos a la hora de abordar y discutir sobre estos fenómenos es, desgraciadamente, limitado.

No se trata únicamente de que la Psicología científica está infradifundida e infrautilizada. Tal vez incluso más importante que esto sea que, hoy por hoy, la percepción social de nuestra ciencia está dominada por estereotipos y distorsiones. Toda una plétora de personajes que van desde el coach sin formación especializada hasta los psicólogos de las obviedades –que los hay– constituyen hoy por hoy la representación social de la Psicología. Consideramos que hay que remediar esta situación. No sólo hay que hablar desde la Psicología, sino también acreditar que esta disciplina puede ser una gran conversadora cuando se abordan múltiples temas o problemas.

La madurez como ciencia de la Psicología, la relativa irrelevancia de la misma, junto con la necesidad de cambios sociales señalan la conveniencia de sacarle todo el jugo posible al campo de las ciencias de la conducta y la cognición.

Arrancamos un proyecto nuevo que creemos necesario. Nacemos con un pie en la divulgación científica (acercar la Psicología a la sociedad) y el otro en el debate social (conseguir que ese conocimiento científico sea relevante en la agenda pública). Por eso, Rasgo Latente quiere reunir a académicos y profesionales para que aborden desde una perspectiva psicológica y rigurosa temas de alta relevancia.

La idea es presentar textos sobre tres ejes: ideas básicas de Psicología mal conocidas por el público general (lo que ya sabemos con cierta solvencia), novedades de investigación (lo que parece que vamos aprendiendo), y artículos acerca de actualidad desde el prisma de nuestra disciplina (algunas noticias vistas con los ojos de un psicólogo). Escribiremos los tres editores del blog más un grupo de colaboradores.

No sería adecuado que fuéramos los editores los únicos en escribir. El rigor que queremos darle al blog lo desaconseja. Es inviable que seamos autores solventes sobre la amplitud de temas disponibles. El grupo de colaboradores que ya vamos construyendo nos permitirá enriquecer el alcance del proyecto. Escribiremos de Psicología desde una perspectiva amplia, pero no serán psicólogos los únicos en contribuir: por fortuna, el afán en entender la conducta y la cognición es un empeño compartido por diversas disciplinas. A todos nuestros futuros colaboradores, desde ya, nuestra gratitud.

No podemos acabar esta presentación sin explicar el nombre del blog. ¿Por qué Rasgo Latente? Esta elección no puede separarse del perfil psicométrico de los tres editores del blog. Nuestro itinerario formativo y profesional explica que nos hayamos decantado por un término de alto contenido estadístico. Rasgos latentes son variables no observadas que se emplean como explicación causal de la correlación entre variables observadas. Son abstracciones matemáticas y teóricas a partir de lo manifiesto. Así, por ejemplo, las personas que afirman tener muchos amigos (variable observable) tienden también a considerar que les resulta fácil liderar grupos (otra variable observada). Para explicar la correlación entre estas variables recurrimos, como explicación, a la extraversión, y aquí entramos ya en algo que no vemos. En este caso, la extraversión sería el rasgo latente que subyace a ambos tendencias de conducta.

Este proyecto carecerá de sentido si no conseguimos alcanzar lectores. Buscamos lectores exigentes e inquietos que nos ayuden en esta misión por mejorar el debate público desde la Psicología. No es un blog para psicólogos, sino para personas sensibles con el tema. Podéis contactar con nosotros a través de los comentarios del blog, a través de Twitter (@RasgoLatente) o de Facebook.

¡Nos vamos hablando!

2 thoughts on “Nace Rasgo Latente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *